60

Estaba en un lugar desconocido, era un lugar abierto, como una especie de parque, enfrente de mi había como un local por dentro no se veía nada. Todo lo que tocaba se empezaba a pudrir/descomponerse, verse de un color amarillo claro con partes verde y blancas y hasta tener hoyos. De pequeña este sueño era muy recurrente y me dejaba con sensaciones de asco y repulsión. Sobre todo con una vez en la que soñaba que quería comer una natilla, pero al intentar comerla se echaba a perder y sólo veía cómo se descomponía logrando tener una forma parecida al queso y me dio mucho asco. Este sueño me dejó con un trauma al querer revisar siempre la fecha de caducidad de la comida y revisar que no tenga nada raro.