53

Soñé que me metía a nadar en un estanque enorme, como si fuera una gran pecera, el agua era limpia y cristalina,pura, había plantas como si fuera el mar, no entraba sola sino con un niño.
Seguido sueño con agua, otra noche soñé que me metía a una alberca con agua igualmente limpia y cristalina , de color azul claro, comencé a nadar y de pronto me di cuenta que la alberca no tenia fin y que en realidad era la entrada al mar,el color del agua cambió a un azul oscuro y profundo y las inmensas y espeluznantes olas comenzaron a golpearme de una manera salvaje, pude ver , por un instante el amenazante oleaje y su color azul, tan oscuro que se acercaba al negro y pensé - hasta aquí llegué- pues no había forma de regresar, ya que, la alberca había desaparecido, y ahí por fortuna me desperté