88

De repente estaba en Perisur y tenía que ir al banco, pero eran las 6 pm y los bancos ya están cerrados a esa hora, pero googleaba y el Bancómer abría hasta las 7 pm. Entonces yo corría para alcanzar y llegaba pero por la parte de adentro del banco y no traía cubrebocas y no le entendía a la maquinita que te da turnos. Y la máquina me preguntaba que qué acción deseaba realizar y yo le decía que sólo quería saber cómo se ahorraba, y ella me decía que eso no existía, que podía sacar una tarjeta de crédito, o hacer depósitos, u otras miles de opciones, y yo pensaba que por qué era tan difícil ahorrar.

Entonces me daba más cuenta de que no traía cubrebocas y que había entrado por la parte de atrás del banco y me sentía diferente a la gente normal y me sentía excluida y yo no quería eso, yo quería ser una persona normal que llega al banco a tiempo, con su cubrebocas y que entra por la puerta principal, de afuera hacia adentro. Entonces me salía del banco.

Pero me encontraba a las gemelas en las escaleras eléctricas y me bulleaban porque no traía cubrebocas.