114

Es la segunda vez que sueño con un hijo de 4 años que no tengo.
Estamos en la playa, en esa hora en la que ya no hay sol y el cielo es azul oscuro.
Solxs. Estamos en la orilla del mar y yo le estoy enseñando a pasar las olas. Nos metemos al agua y salimos a respirar. Nos metemos al agua y salimos a respirar.
Estoy muy presente y no existe nada más.