20

Estaba en una casa grande donde habían varias personas. Llega alguien avisa que alguien ha muerto,no recuerdo el nombre, pero era importante y era el “Niño” (no tan Niño) de la casa. Yo sabía que había muerto de sobredosis, no es que no me importará, sin embargo había sido su culpa que haha muerto de esa manera.

*en esa misma casa*
Íbamos llegando a la casa y estaba llena un líquido ( azul claro pero denso) así que teníamos que nadar y bucear para llegar a la parte donde podíamos respirar ( aunque en realidad seguía lleno de líquido) pasábamos por varios cuartos y llegaba a uno donde estaba un chavo con su novia.

El chavo estaba muriendo, estaba conectado a varias máquinas. Empezaba el Súper bowl y solo teníamos dos horas para salvarlo.
Volvía llegar a la misma zona de antes, volvía nadar pero estaba vez llegaba al cuarto donde solo estaba la chava, ella me decía que le había robado a su novio, lo cual era cierto, ahora el era mi novio.
Éramos todo un equipo, teníamos que hacer ciertas cosas sin que los demás de la casa se dieran cuenta, pero hacíamos que hicieran las cosas diferentes, habíamos estudiado lo que podía pasar y como debíamos reaccionar para que todo saliera según nuestro plan y poder salvarlo.
Había un conejo animado, teníamos que hacer algo con su zanahoria. Había un bebé.
Al final todo acababa, lo salvamos y todo salía de acuerdo al plan.
Sin embargo teníamos que volver hacerlo.
Volvía a entrar a la casa nadando, esta vez ya no estaba la chava. Volvía a comenzar el partido y de nuevo teníamos dos horas para salvarlo. Esta vez era más complicado, el conejo no dejaba la zanahoria, pero en general las cosas no se movían como lo planeábamos.
Al final solo abrazo al chavo desde el cuello. No se qué pasó

En la casa tomando, no sabíamos si decirle a los papás del chavo que murió, pues estaban en la casa. Pero decíamos: no hay que preocuparlos porque ya es tarde, les decimos luego.
Llegaba mi mamá muy animada, no recuerdo que dijo y yo le conteste: mamá, se más seria, (nombre del chavo) acaba de morir. Dejaba de reírse y se ponía seria.

* en algún momento había escuchado que el perro también había muerto, decían que el lo había matado. También había un gato blanco, me encariñe con el.

El sueño iba de reversa y podía ver cómo moría el chavo.

Estaba enfrente de la casa, recargada en una reja sentada y con un perro grande café esponjoso en mis piernas. Era obscuro y siempre estaba revisando por la reja, atento de todo. No me lo decía textualmente pero sabía que quería decirme que algo malo pasaría. Yo sabía que estaba apunto de ver como el
Chavo moría. Pasaban coches, patrullas, gente y en eso volteamos a ver a la reja y vemos a un hombre sospechoso, gordo grande y con gabardina. El perro saca una pistola pero yo al moverme hago que se le caiga del otro lado de la reja. El señor comienza a acercarse a la casa. Van saliendo el chavo ( aquí se ve más pequeño) con su papá. El perro por fin logra agarrar la pistola e intenta darle al hombre, pero se mueven y le da al Niño, el
Hombre se voltea y nos apunta con su pistola. Yo intento ponerme enfrente del perro para que no le de a él pero el hace lo mismo y le terminan dando a él. Comienzo a gritar, el perro por último le da al hombre. El perro muerto en mis manos. El papa se acerca gritando y llorando por la muerte de su hijo. Saca un hacha y comienza darle al perro mientras yo lo quito para que no le de. Sigo gritando y despierto.