50

Mis uñas largas rayando con el exceso. Duermo.
De repente un dolor inmenso. Grito.
Despierto. Una uña menos. Arrancada con las pinzas de la caja de herramientas.
¿Quién? Una sombra.
Duermo de nuevo.
Se repite 9 veces más, una en cada dedo.