31

Soñe que vivía en una casa embrujada en un vecindario de casas embrujadas. Por alguna razón mi casa era gobernada por un poderoso espíritu de una bruja del pasado, parecida a Catelyn Stark. Unos huéspedes inesperados llegaron a la casa y no tuvimos más remedio que hospedarlos. Era una caravana de cirqueros fantasma que tomaron control de nuestra casa. Aterrado por los payasos y los contorsionistas no supe que hacer. Hasta que recordé que si distraía a su líder, un Ring Máster obeso e inmenso, la bruja original de mi hogar podría derrocarlo. Cuando logramos expulsar a los cirqueros recibí una llamada de mi mejor amiga que me extrañaba en vida, ya que había muerto hace tiempo en esa casa. Para quitarnos la tristeza quedamos de vernos en una fiesta en la alberca de los fantasmas de al lado, cuya mansión e inquilinos era como un paraíso tropical.